COMO SE DESARROLLA UNA PARAFILIa

Sinopsis: 
Algunas personas los etiquetan como “pervertidos”, “desviados” o “enfermos mentales” estos son solo algunos de los nombres que suelen ser usados para referirse a aquellas personas que suelen tener un extraño deseo sexual.
Claro, en psicología el nombre de estos “deseos extraños” se llama Parafilias. Una parafilia es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en la cópula, sino en alguna otra cosa o actividad que lo acompaña. Suelen, aunque no necesariamente, suceder principalmente porque la persona que las practica ya ha tenido una cantidad muy elevada de placer sexual, que llega un momento en que lo poco no la satisface y quiere más y más de aquella actividad para sentir el orgasmo o excitarse.

Desarrollo: 
Una persona que padece de Parafilias suele tener un trastorno de salud mental, ya que efectúa actos “raros” para poder alcanzar un orgasmo, o el máximo placer con su pareja durante el acto sexual.
Un parafilio necesita realizar juegos o fantasías para poder llegar al orgasmo, en caso contrario no obtiene ninguna satisfacción durante el acto sexual. Ahora bien, este comportamiento se puede convertir en algo sumamente dependiente de la pareja, ya que aquel que tenga alguna parafilia, siempre querrá hacer cosas “anormales” durante el acto sexual, algunos ejemplos pueden ser sadismo, zoofilia, necrofilia, etc.

Por lo general, se origina en los primeros años de vida que sería la infancia temprana, entre 0-4 años que son años vitales en los que se forma la personalidad. Claro, para que una parafilia se forme, debió de ocurrir un evento traumatizante o una impresión emocional de impacto inconsciente que posteriormente se desarrolla de la adolescencia en adelante.


|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar